¿Son Los Bitcoiners Unos Imbéciles?

Nos han llamado „maximalistas tóxicos de Bitcoin“ como un intento de insulto. No nos inmutamos, lo usamos como una insignia de honor. No nos disculpamos por nuestra seriedad, nuestra confianza o nuestra guerra de memes. Puede encontrarnos en Twitter, respondiendo a argumentos débiles en contra de bitcoin (todos son débiles) con „Diviértete siendo pobre“ en lugar de intentar persuadir al oponente poco serio o al crítico perezoso. Michael Saylor se refiere acertadamente a los bitcoiners como „Cyber ​​Hornets“, no solo porque los avispones tienen aguijones, sino presumiblemente porque los avispones tienen un propósito mayor que sostiene el ecosistema más amplio.

La cuestión es que los Bitcoiners tienen razón. Lo que necesariamente significa que todas las demás filosofías económicas están equivocadas. El fin. Oro, ¿no es así? Fiat es básicamente papel higiénico. Altcoins? Jajaja

No, Bitcoin es la solución

Nuestra convicción en la inevitabilidad de Bitcoin es un fenómeno emergente natural que existe como una característica para matar los errores. Esto no sugiere que la ausencia de nuestros divertidos memes debilitaría la red. Pero, al igual que los avispones que sirven para prevenir la propagación dañina de las poblaciones de insectos omnipresentes, nuestra agresión proactiva literalmente protege el futuro de la humanidad al preservar nuestra única oportunidad de la promesa de liberación de la tiranía. Una postura pasiva o defensiva simplemente no es suficiente.

Al proteger la red en sus primeras etapas, estamos continuamente allanando el camino para el ascenso de bitcoin y su inevitable dominio como moneda global. Este servicio a la comunidad mundial es subestimado y muy mal entendido. ¡Esta bien! Nuestra vigilancia es nuestro evangelismo. En un mundo de verdad subjetiva, nuestra convicción es nuestro marketing. En una cultura inundada de desesperanza, nuestro optimismo genuino brinda un aliento inesperado a aquellos que están hambrientos de autenticidad.

El mundo que habitamos se ha convertido en un pozo negro de mentiras y violencia. Muy poco bien permanece presente bajo el sol. Todas las instituciones se han corrompido. La visión de Orwell está sobre nosotros y a pocos parece importarles. Es evidente que la sociedad está siendo reiniciada por fuerzas poderosas y, como experimentamos en 2020, las cosas se están poniendo raras. Los Bitcoiners están de acuerdo en que se necesita un reinicio, aunque insistimos y prevaleceremos para facilitar un reinicio denominado en satoshis.

Un reSat, por así decirlo

Bitcoin en sí mismo es la respuesta a casi todos los problemas macro que enfrenta la humanidad. Este hecho es cada vez más obvio para cualquier persona que se moleste en ver un video de YouTube de calidad que dure 10 minutos con una mente sinceramente abierta. Es decir, si YouTube aún no ha prohibido ese video, siendo la institución corrupta en la que se ha convertido.

Vivimos tiempos empañados por una emergencia existencial en curso que requiere una vigilancia enfocada para poder superarnos. Los Bitcoiners se encuentran entre las personas más amables, confiables y generosas del mundo. Uno de nuestros memes más populares es una exhortación a permanecer humilde. Poseemos un profundo deseo de ver florecer a nuestro prójimo y a nuestra mujer. Usamos el humor para expresar nuestros puntos, mientras insistimos en la seriedad y urgencia de nuestro momento presente en la historia. No necesitamos gratitud, pero somos conscientes de la importancia de ser los primeros en adoptar y de nuestra capacidad de ver hacia dónde se dirigen las cosas si no corregimos el rumbo con prisa.

Cuando era adolescente, jugaba muchos videojuegos y era un poco vago. Ok, era muy vago. Nunca olvidaré el día en que mi padre me confrontó y me dijo: „George, tienes que dejar de desperdiciar tu vida y empezar a tomarte el futuro en serio o serás un perdedor“.